READING

La Caleta: Un Restaurante Acogedor con Comida Trad...

La Caleta: Un Restaurante Acogedor con Comida Tradicional

*Traducido por Fanny Villegas

Fue mi tercera vez comiendo en el restaurante de Diego, La Caleta, pero la primera vez que mi cuaderno y mi pluma me acompañaban. Diego abrió “La Caleta” a principios de este año, el 24 de marzo. La Caleta se encuentra en la Estevez de Toral 8-17 y Sucre. Fue uno de los primeros restaurantes en los que comí después de trasladarme a Cuenca. El principio de mi viaje en Ecuador con la apertura de La Caleta coincidieron casi al mismo tiempo.

Llegamos una noche de viernes a las 19:00. Diego estaba terminando unas actividades antes de unirse a nosotros en la mesa. El mantiene una presencia amable y tolerante. Si observamos a Diego, es evidente que tiene una gran pasión por lo que está haciendo y se enorgullece de su restaurante. Esto es indiscutible, si escuchas lo que tiene que decir:

Nichole: ¿Por qué abrió este restaurante?

Diego: La cocina es mi laboratorio. Juego en mi cocina todos los días y esto me hace feliz. Me encanta crear platos y luego conversar con la gente y escucharlos decir: “Esto es delicioso!”

Nichole: Además de ser el propietario, ¿Usted es el chef aquí, correcto? ¿Ha entrenado a todos sus empleados para cocinar cada plato?

Diego: Sí, todos ellos pueden cocinar cada plato del menú. Todos los chicos que trabajan en la cocina están estudiando artes culinarias en San Isidro.

Conocí que San Isidro, es también donde Diego estudió durante 3 años. El tema de La Caleta es cocina tradicional ecuatoriana y cultura. El restaurante no es muy grande, contiene alrededor de 8 mesas. El ambiente es limpio y moderno, pero cálido. Hay estantes en el restaurante que exhiben libros ecuatorianos y figuras culturales.

Nichole: ¿Qué significa para ti la decoración aquí?

Diego: Todos los libros que he mostrado son míos, son libros tradicionales y modernos sobre Ecuador. Con la decoración de los estantes, quiero mostrarle a la gente la cultura tradicional del Ecuador.

Diego se puso de pie para traerme algunas de las figurillas, el cholo y la chola Cuencana, el Diablo Huma, la Venus de Valdivia, un hornado de arcilla, así como algunos otros. Después de compartir sus historias conmigo, puso cuidadosamente cada uno de ellos en sus lugares designados en los estantes.

 

Nuestra comida fue traída a la mesa. Diego me dijo que su menu favorito eran Los Langostinos La Caleta, pero antes ya los había comido aquí, entonces quería probar algo nuevo. Ordené el Cuy (conejillo de Indias cocinado durante 18 horas al horno con especias ecuatorianas, papa chaucha en una salsa de maní, maíz cocido en piedra y una ensalada fresca). Steve ordenó Churras (delicado lomo de ternera cocido al vacío y gratinado con una salsa ecuatoriana, patatas, ensalada, huevos y aguacate).

Lo primero que usted nota cuando la comida es servida en La Caleta es la deslumbrante presentación. Los increíbles sabores de la cocina de alta calidad es lo que seguirá a esta impresión inicial. La deslumbrante presentación que menciono es realmente muy importante para Diego.

 

Nichole: ¿Qué hace a La Caleta diferente de otros restaurantes en Cuenca?

Diego: Hacer platos tradicionales y hacerlos mejor. La presentación de nuestros platos nos hace únicos y cada vez es diferente dependiendo de lo fresco de ese día. Quiero que cuando las personas miren mis platos, piensen: – Wow, Esto es lo mejor en Cuenca!

Nichole: Usted ha dicho que la presentación es diferente para cada plato cada vez dependiendo de lo que es fresco. ¿Dónde consigue los ingredientes?

Diego: Obtengo todos mis ingredientes del Mercado Feria Libre. Voy allí cada mañana los martes a las 6:00 a.m y consigo los ingredientes para la semana. Todo es fresco siempre. Cuando necesito cuy (conejillo de Indias), hago el pedido con 2 días de anticipación a un hombre, él recoge y prepara el cuy para mí en esos 2 días, así que será tan fresca como sea posible.

Estaba emocionada al oír hablar de los viajes semanales al Mercado y de los productos totalmente frescos de Diego. Volvemos a lo que hace diferente a La Caleta:

Nichole: ¿De dónde sacas tu influencia e inspiración?

Diego: Mi madre, mi abuela, mi ciudad natal y los alimentos en restaurantes o en la calle. Veo comida tradicional de un vendedor ambulante y quiero hacerla mi creación, quiero hacerlo mejor.

 

Diego es de la pequeña ciudad de Cochancay, Ecuador. Él aprendió mucho sobre la cocina por su madre y su abuela, también de los restaurantes locales. En su tiempo estudiando en San Isidro, viajó a Esmeraldas para hablar con la gente en las calles y restaurantes. Esto es algo que le gusta hacer, le da ideas e inspiración. Después de terminar en San Isidro, continuó viajando por Ecuador y conversando con la gente para aprender y sacar ideas. Basado en sus historias y también en cómo interactúa con los clientes en su restaurante, es obvio que Diego goza de conexiones con la gente.

Nichole: Por qué escogió el nombre, La Caleta?

Diego: En español, usamos esta palabra para decir “casa”.

Diego quería la palabra “casa” para representar a su restaurante y no creo que podría haber escogido un nombre más apropiado. Él goza creando obras maestras en la cocina e intercambiando historias con sus invitados, mientras éstos saborean su comida. Su personalidad abierta y cariñoso te hace sentir como “casa” en su restaurante.

Después de viajar alrededor de Ecuador, recogiendo ideas e inspiración, pasó 5 meses en Filadelfia, Estados UNIDOS. Su hermana y su cuñado viven allí. Trabajó de 8:00-18:00 en la construcción y pasó sus noches trabajando en un restaurante. Él quería ahorrar dinero para abrir La Caleta.

Diego: Era un trabajo muy duro, pero cada día sólo pensaba en abrir mi restaurante al retornar a Cuenca.

Diego está pensando en ir a Philadelphia el próximo verano por un par de meses, le gusta la cultura allí y le gustaría ahorrar más dinero.

Poco después de su regreso de Philadelphia, él abrió La Caleta.

Diego: Nosotros hemos estado abiertos durante 7 meses. El negocio estuvo lento al principio, con el terremoto, el cierre de aeropuerto y varios otros factores, pero ha realmente creciendo recientemente.

No me cabe duda que su negocio seguirá floreciendo. Su pasión es admirable y su comida deliciosa. He estado en La Caleta 4 veces ahora y cada vez el ambiente, el servicio, la presentación de alimentos y los platos han sido nada menos que exquisitos.

Estoy contento que Diego decidió compartir su pasión y un pedazo de lo que él llama su casa, La Caleta, con Cuenca.


Nichole Hutchins (knee-coal) Sustantivo 1. Una que se encuentra buscando los secretos mágicos del universo mientras creando, soñando, vagando y amando.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INSTAGRAM
KNOW US BETTER