La lente para ver el mundo

jeronimo rivero

 

Hay maestros que usan su talento como un chip en su hombro, y hay maestros que unen talento, humildad y accesibilidad; Jerónimo Rivero es el último tipo de maestro.

Rivero se trasladó a Barcelona, España de su La Plata natal cuando tenía 18 años y al principio estudió guitarra, pero en la edad 25 decidió dedicarse por completo a la fotografía. El año 2000 Comenzó por desarrollar fotos en su plano de Barcelona. Después de diecisiete años de ser un fotógrafo de tiempo completo, Rivero dice que es más viejo, aunque aún se considera un novato en términos de fotografía. Pero después de mirar su trabajo, es difícil creer que su es un novato.

Jerónimo Rivero

Entre 2000 y 2009 Rivero fotografiada por varias organizaciones sociales y de derechos humanos en España y América Latina. Durante esa época fotografió más de 60 proyectos y zigzagueaba el contorno de las Américas de México central a América del sur, parando en Cuenca en su viaje. Jerónimo describe estos proyectos como oportunidades de agotamiento pero reveladora que le han permitido conocer las zonas rurales y urbanas de América Latina.

En 2010 regresó a su ciudad natal a la fotografía de la Universidad de La Plata. Sin embargo, trabajar para instituciones – sin fines de lucro y universidades – le ardía hacia fuera. Rivero fue decepcionado por el ritmo y su falta de poder de decisión en el proceso; comenzó a tallar hacia fuera un espacio autónomo dentro de su propia fotografía. En primer lugar, él y varios otros fotógrafos fundaron NOVA, una escuela de fotografía y cooperativa en La Plata. Él también emparejado con un antropólogo francés para fotografiar un sindicato de mineros en Oruro, Bolivia. El trabajo se convirtió en Memorias del Subsuelo. Jerónimo dice que esto fue en gran medida su proyecto favorito hasta la fecha. Físicamente fue impuesto, técnicamente difícil; llevo un mes de Rivero para ganarse la confianza de los mineros para permitirle en las minas para fotografiarlos. Quería Rivero, “capturar la dignidad y la espiritualidad de las minas y los mineros.” Confiesa, “desde la planificación hasta la publicación, este proyecto tomó un año completo y se alejó con apenas 16 fotos. Pero, este fue el tipo de fotografía que Rivero quería zambullirse más profundo – independiente, fotografía documental donde él podría abordar su tema, desarrollar una relación íntima con la gente que fotografió, conocer sus pormenores, altibajos, su vida cotidiana, vida en los pequeños momentos.

"Memorias del Subsuelo" de Jerónimo Rivero

“Memorias del Subsuelo” de Jerónimo Rivero

Persistencia de Rivero y la independencia es lo que le trajo a Cuenca este pasado mes de abril, junto con su próximo proyecto, Ciudades y Ciudadanos.

En el año 2016, después de salir de la Universidad de La Plata, Rivero comenzó a trabajar en Ciudades y Ciudadanos. Este proyecto es la obsesión de una reflexión Rivero con la fotografía documental. Se basa en el concepto del sociólogo Néstor García Canclini de la cultura mestiza en América Latina. Canclini teoriza que ciudades de América Latina, particularmente desde la década de 1950, están continuamente cambiando, fragmentada y están formadas por una mezcla particular de la élite y “lo popular.” Innovación moderna y las tradiciones históricas, principalmente como resultado de la migración interna desde el campo a las zonas urbanas. Rivero dice enfáticamente que él ha sido testigo de estos cambios mientras viajaba por América Latina durante la década de 2000. Sin embargo, como siempre estaba en asignación, él nunca tuvo suficiente tiempo para explorar exclusivamente este tema de cultura híbrida. Es por eso crearon Ciudades y Ciudadanos, para documentar y crear una cápsula del tiempo de la vida cotidiana cultural y social de tres, medianas ciudades de Latinoamérica – Cochabamba, Bolivia, Colombia y Armenia, Cuenca, Ecuador.

"Sombreros" de CSW27 está licenciados bajo CC por 2.0

“Sombreros” de CSW27 está licenciados bajo CC por 2.0

Cuenca Rivero, ofrece muchas oportunidades para fotografiar esta mezcla de América Latina moderna y tradicional. Para hacer esto, él sabía que tendría que conocer el ambiente de la Cuenca y su gente. Esto requiere tiempo, un mes como mínimo. Así como maestros talentosos y trabajadores todos, Rivero se lanzó en la cultura en esta ciudad. Mientras que produce sus propias fotografías de Cuenca, que decidió crear un taller de fotografía documental dirigido a Cuencanos; su esperanza era que los estudiantes seguirán documentar esta ciudad y sus propias perspectivas. Rivero en contacto con el Municipio de Cuenca, Prohibido Centro Cultural, el Foto Club Cuenca y Alianza Francesa, Cuenca y propone que enseñar este curso durante el mes de abril. La exposición de fotografía final de trabajo de los alumnos sería la Quinta Bolívar. Él recibió el apoyo de estas instituciones culturales, y el taller se convirtió en una realidad.

Foto parque Calderón

Taller de fotografía en Parque Calderón

Estudiantes de Jerónimo Rivero1 de abril Rivero dio su primer de cuatro clases de teoría de la fotografía en
Prohibido Centro Cultural y más tarde en la Alianza Francesa, a aproximadamente 20 principiantes a estudiantes de fotografía profesional de Cuenca y Biblian. En el primer día, los estudiantes le dijo por qué querían participar en el taller; cada uno de ellos expuso sus temas previstos para la exposición final. El grupo telón de fondo en los espacios públicos – Parque Calderón, Feria Libre, Parque de la Madre – para tomar imágenes de la “ciudadanias” que ocupan estos espacios. En el camino, Rivero animó a las fortalezas y corregir sus desafios–sus errores. Él también fotografió en promedio 10 horas por día al no enseñar.

PICT 2 feria libre

Taller de fotografía en el Parque Calderón

Estudiantes dieron una cantidad igual de energía en el curso. Demostró para arriba bajo la lluvia para Retrato de práctica en la Feria Libre y pasaron horas montaje sus cuadros para la exposición.

Feria libre

Taller de fotografía en Feria Libre

Había una chispa – una excitación de chispa-of entre profesor y alumnos por igual. Todo este trabajo culminó en exposición el 27 de abril del grupo apertura en la Quinta Bolívar. Es sólo hasta el 23 de mayo.

exposición de Rivero

BiblianTodos los estudiantes, como Alejandra Fernández, producen 3 fotografías para mostrar. Fotos de uno Fernandez representan el grupo de derechos de los animales, Patitas Callejeras, que es voluntaria con en Biblian.
Pedro Ramos B. centrado en la vida en las calles de Cuenca.Pedro ramos b A finales de abril una admiración clara y riqueza de conocimiento desarrollaron entre Jerónimo y todos los participantes. En la exposición, Rivero compartió que él deseó ver una América Latina donde nacional y los gobiernos locales, así como los ciudadanos de cada país valoran, apoyan y produjeron su propio arte. Aquí la fotografía es una representación de personas de América Latina y la cultura. Fue a Cuenca con mucha esperanza de que siga este movimiento creativo de la ciudad; dejó con ecos de la apreciación de sus estudiantes y las instituciones culturales. Filippo Feludi Serroty, director del Prohibido Centro Cultural, era un estudiante del taller de Jerónimo. Filippo, dice que aprendió no sólo aspectos técnicos de la fotografía; él también aprendió…

“… cómo valorar mejor nuestra cultura, para demostrar de una manera que muestra los cambios que nosotros. Verlo todos los días, damos por sentado. Nuestro maestro me hizo ver el mundo a través de un lente diferente. Mil gracias, hermano, Jerónimo.”


Erin Fiorini es investigadora, escritora, fotógrafa y mentora con el Global Citizen Year, una organización de los EEUU. Puedes encontrarla trabajando en cafeterías en Cuenca.

INSTAGRAM
KNOW US BETTER