La Mente de la Mujer

Despues de hablar con una amiga mia, Fanny, sobre la vida de las mujeres aquí, en Ecuador, hicimos una entrevista para descubrir más del mundo complejo de la mente de la mujer.

¿Qué significa ser mujer en Ecuador ahora?

Esta es una pregunta con buen grado de conciencia -me tomó algún tiempo responderla- la cual nos invita a medir las experiencias “cotidianas” y el grado de reflexión que tenemos ante ellas.

Para mí, ser mujer en Ecuador significa enfrentarse a la cruda realidad entre alcanzar el desarrollo profesional, personal y espiritual, o seguir sometida bajo las creencias y costumbres de una sociedad que apenas entiende nuestros derechos incluyéndonos a nosotras mismas.

En mi experiencia personal, puedo decir que ser mujer en Ecuador, ha conllevado revestirme de valor y coraje, para lograr aquello que me he propuesto, aún en contra de los prejuicios sociales y culturales.

Una de las experiencias que formó mi personalidad fue la decisión de no orientarme a las carreras sociales –destinadas en su mayoría al sexo femenino-. Hace 18 años, decidí estudiar una Ingeniería Electrónica, en la única Universidad de ese tiempo que tomaba una prueba de ingreso a los bachilleres, en donde el porcentaje requerido debía ser 98/100. Este pensamiento se formó cuando en los primeros años del colegio tuve la oportunidad de tener como profesoras a destacadas e inteligentes mujeres, que supieron animarme a explotar el potencial que poseía. Para el ingreso a una Universidad Técnica, yo no contaba con el 50% de los conocimientos requeridos, debido a la marcada diferencia que existía entre los colegios “femeninos” y los colegios “´técnicos” que para ese entonces eran del privilegio absoluto de los muchachos. Me preparé durante todas mis vacaciones para el examen de ingreso y logré ingresar entre los 5 mejores promedios. Durante mi carrera tuve que enfrentarme a los juicios machistas de algunos profesores y compañeros. Pero a pesar de todo, me destaqué en mis estudios y logré obtener una media beca, la cual me exigía mantener un alto promedio en todas mis materias. Me casé cuando estaba en 3er año de la Universidad y a pesar de tener a mis dos hijos y un trabajo de medio tiempo, logré cumplir con el objetivo que me había planteado desde que era una adolescente. Hasta el día de hoy, mi nombre, valentía y coraje son reconocidos y valorados por muchos profesores, compañeros y amigos que vivieron de cerca mi vida académica en una Universidad Técnica privilegiada para hombres.

Siempre he contado ésta experiencia, esperando incentivar a muchas mujeres a tener el valor de lograr sus sueños a pesar de lo que la familia y la sociedad les imponga. Creo firmemente que el mayor obstáculo a vencer es el miedo a ser nosotras mismas.

“Ser mujer en Ecuador, un país en donde las mujeres decidimos RESISTIR Y HACER LA DIFERENCIA”

"Ecuador Girl" by Maurizio Costanzo is licensed under CC BY 2.0

“Ecuador Girl” by Maurizio Costanzo is licensed under CC BY 2.0

¿Cuáles, a tu forma de ver son las dificultades y éxitos que existen en la sociedad ecuatoriana?

Las mujeres en Ecuador, como en otros países de lationamérica, han tenido que abrirse paso para ir conquistando terrenos destinados al sexo masculino. Se han destacado por su valentía y decisión. A través de múltiples movimientos sociales, se han asumido importantes compromisos en lo que se refiere a los derechos de la mujer. Existen iniciativas para erradicar la violencia, lograr el empoderamiento económico y aumentar la participación política de las mujeres y el liderazgo.

La historia social, económica y política del país tiene matices importantes -aunque no menos criticados- de participación femenina, la cual ha alcanzado acontecimientos trascendentales a lo largo de la historia. Por ejemplo: el derecho al voto en 1929 establecido de forma temprana en el contexto lationamericano. La notoriedad política de la mujer ecuatoriana es un hecho cierto, aunque su influencia dentro de la actividad económica no es muy clara.

Por otra parte, los emprendimientos en nuestro país, en su mayoría, están dirigidos por mujeres que buscan constantemente su independencia económica, pero sin acuerdos o políticas claras que las beneficien.

A nivel profesional, la participación femenina en cargos directivos ha tenido un desarrollo más notorio pero sigue siendo menos equitativo a nivel salarial, pues los hombres a pesar de ejercer los mismos cargos aún perciben más ingresos que sus pares femeninas.

En el ámbito social de las relaciones de pareja, aparentemente existe una mayor libertad para expresar nuestros sentimientos y necesidades sin ser juzgadas, pero el nivel de sometimiento y violencia de todo tipo, sigue ocupando un número devastador en las estadísticas. Es decir, la característica predominante en Ecuador y el resto del mundo parece seguir manteniendo la misma tendencia:

“Aún debemos luchar por abrirnos paso en un mundo de hombres buscando espacios para ser reconocidas y respetadas como género

¿Cuál es la mejor parte ser mujer en tu opinión?

En mi opinión, no es necesario encontrar ˈuna parteˈ que nos haga mejor. Existen diferencias entre géneros que por naturaleza nos definen. Podría decir, que una de las mejores partes de ser mujer es la de ser madre, pero en este caso estaría excluyendo a miles de mujeres que no lo han sido e incluso me atrevo a decir que en el futuro habrán muchas más que tomen la decisión de no serlo. De hecho, he conocido mujeres que sin la necesidad de tener hijos han actuado con mucha más sensibilidad y responsabilidad ante sus vidas y la de los demás.

Algo que considero importante y digno de mencionar es la capacidad de superación que nos caracteriza. Somos el resultado de nuestras múltiples experiencias: la de madres, la de trabajadoras, la de emprendedoras, la de profesionales, la de consejeras, la de amigas, la de novias, la de esposas, la de revolucionarias y la de pacíficas. De ésta manera aprendemos que los tiempos “difíciles” son solo oportunidades de crecimiento. Puedo decir, que el marcado sometimiento al que hemos sido expuestas desde el principio de los siglos, ha generado –de manera inconsciente- en nosotras las mujeres una capacidad de superación realmente admirable.

Si tan sólo observamos a nuestro alrededor y vemos los ejemplos de superación en nuestras amistades y familia, nos vamos a dar cuenta que las mujeres marcan una tendencia bastante distintiva al respecto.

Estoy segura, que ésta capacidad de superación no es exclusiva de la mujeres sino de todos los seres humanos que decidimos habilitar nuestra aptitud para “SALIR ADELANTE A PESAR DE”.

"The Swing" by Jaci XIII is licensed under CC BY 2.0

“The Swing” by Jaci XIII is licensed under CC BY 2.0

¿A quién estás leyendo ahora?

Uno de los libros que despertó mi conciencia y me ayudó a ser responsable de mi misma fue “Dejar ir” (Letting go) del Doctor en Medicina y Filosofía, David R. Hawkins, quien está reconocido como investigador pionero en el campo de la conciencia, así como también lo está como autor, conferenciante, clínico, psiquiatra y científico. Ahora, me encuentro leyendo por segunda vez este maravilloso libro, qué describe de una forma muy simple y efectiva los mecanismos que podemos poner en práctica para reconocer nuestros estados emocionales y acceder a esos niveles de conciencia que nos orientan hacia la responsabilidad personal y la felicidad.

Otro autor, que constantemente me motiva con sus artículos y conferencias –aunque todavía no he leído ninguno de sus libros- es el español Borja Vilaseca. Comunicador, escritor, emprendedor y creador de sistemas pedagógicos todos ellos orientados a la transformación y el despertar de la conciencia de la sociedad. He aprendido mucho de las críticas y evaluaciones que a través de su proyecto “La Akademia” ha realizado sobre el tradicional sistema educativo que mantenemos. Su trabajo sobre cultura empresarial, cambio de mentalidad y un nuevo liderazgo en la forma de gestionar las empresas y a las personas, han sido un referente importante en mi vida profesional

¿Qué mujeres son tu inspiración?

Para hablar de la mujeres que mi inspiran, necesitaría todo un libro en donde mencionar las increíbles hazañas de las MUSAS que me han rodeado a lo largo de mi vida. Ellas no necesitan ser famosas o estar en una biblioteca, son mujeres de una valentía, autenticidad y madurez envidiables. Sus nombres pueden no ser reconocidos por el público lector, pero en este espacio quiero destacar las valiosas enseñanzas que algunas de ellas me han dejado.

XimenaXimena Moreno, pintora, escritora, amante de la literatura erótica. Su imponente personalidad y libertad para hablar sobre el placer femenino rompieron paradigmas y tabúes que mantenía desde mi juventud. Apasionada por el arte, tomó la decisión de dejar la inútil estabilidad que le ofrecía un trabajo al que ella no amaba, para dedicarse a su verdadera pasión y terminar su carrera profesional a pesar de las críticas de su familia y la sociedad. Estar ante su presencia significa fragmentar nuestras opiniones y descubrir un camino diferente hacia la libertad. Una mujer a la que ésta sociedad aún no puede sostener.

 

 

Johana Johana Aucapiña (Laa Joy), Licenciada en Lengua y Literatura Inglesa, activista, fotógrafa, apasionada por la vida, mi compañera de viaje. Es una de las personas que cuando sale a la calle tiene un “SI” pegado en su frente. A pesar de la prejuiciosa sociedad que la rodea ha viajado sola por muchos países de Latinoamérica, experiencias que le han llenado de aprendizaje y madurez. Ahora, tiene planificado estudiar y vivir por dos años fuera de Ecuador con el objetivo de iniciar un emprendimiento que beneficie a su comunidad.

 

 

 

Diana

Diana Márquez, Psicóloga Organizacional, enamorada de las letras, creativa y amigable. Su personalidad se caracteriza por la independencia y la autenticidad. Tuve la oportunidad de conocerla cuando apenas tenía 23 años y a pesar de su juventud, sus razonamientos sobre la vida y sus marcados ideales cambiaron el concepto prefabricado que yo mantenía sobre la verdadera madurez. Poseedora de una gran determinación al momento de identificar sus prioridades. Defiende la libertad sexual, la elección de género, el valor de la soledad, y el derecho que las mujeres poseen para construir su propia autonomía.

 

 


ValentinaValentina Riofrio,
mi preciosa hija, estudiante, cantante, amante de los animales, pintora y promotora social. A su corta edad (12 años) ha sido integrante activa del Consejo Estudiantil en su Colegio como Vicepresidenta, es representante del Consejo Consultivo Provincial que defiende los Derechos de los Niños y los Jóvenes ecuatorianos. Orgullosamente la he visto colocarse en frente de sus compañeros y padres de familia para solicitar apoyo en las actividades sociales que ha dirigido en su colegio. Sensible ante las injusticias que la rodean y vocera de las opiniones no escuchadas de sus compañeros. A través de sus ojos y la nobleza de su corazón, he logrado disfrutar la Belleza de la Vida.

 

 

FabiolaFabiola Toledo, Licenciada en Lengua y Literatura Inglesa, profesora, amante de la vida social y cultural, pero sobre todo una maravillosa amiga. Ha viajado y vivido en varios lugares del mundo, lo que le ha permitido mantener una p
erspectiva diferente y amplia de la vida. Dueña de una capacidad admirable para brindar bienestar y alegría a quienes tienen el privilegio de conocerla. Una mujer que a través de su ejemplo me ha enseñado que la verdadera libertad y autonomía conlleva ante todo, responsabilidad. Los amigos son esa familia que uno decide tener y siempre podremos diferenciar esas almas nobles como una luz en el camino.

 

 

 

SandraSandra Materi, humanista, escritora, editora, traductora, poseedora de una admirable nobleza. Vive hace 5 años en Ecuador y es una miembro activa, ejemplar y muy querida de la comunidad extranjera en la ciudad de Cuenca. Ha trabajado silenciosamente en algunas causas sociales y culturales en beneficio de la comunidad cuencana a la que valora como su familia. Hace aproximadamente un año tuve el privilegio de conocerla a ella y a su esposo Wayne, con quien mantiene una relación ejemplar y feliz desde hace muchos años. Su enorme sabiduría y la capacidad que tiene para transmitirla han sido una valiosa guía en importantes momentos de mi vida.

 

 

 

Estas y otras extraordinarias mujeres –a las que el tiempo no me permite describir- han sido la principal fuente de mi inspiración en todos los aspectos de mi vida.

Si hablamos de mujeres famosas y reconocidas en el medio podría citar a: Maya Angelou, estadounidense, poeta, novelista y activista de los derechos civiles. Su vida, superación y legado han sido una constante inspiración para mí como escritora. Milagros Palma, nicaragüense, antropóloga, escritora y editora. Uno de sus ensayos más importantes basados en la simbología de la feminidad en las comunidades indígenas de Latinoamérica que recomiendo es: “La mujer es Puro Cuento”. Tiene una editora, en la cual publica principalmente las obras de escritoras para el impulso del género. Malala Yousafzai, estudiante, activista y bloguera pakistaní, ganadora del Premio Nobel de la Paz en el 2014, admiro su valor al haberse atrevido a levantar su voz para defender el derecho a la educación de las niñas. Madonna, estadounidense, cantautora, actriz y empresaria. Su vida, pasión e irreverencia ante una sociedad plagada de prejuicios e injusticias, le han convertido en un referente para potenciar el feminismo y el empoderamiento de la mujer. Mireia Darder, española, Doctora en Psicología Clínica, terapeuta Gestalt, profesora, articulista, autora del libro: “Nacidas para el Placer” en donde invita a las mujeres a reconocer sus necesidades sexuales y encontrar la verdadera satisfacción en ellas.

¿Qué consejos tienes para dar a las chicas jóvenes en Ecuador y otros estados?

La realidad que nos rodea, refleja una profunda inconciencia de nosotros como actores pasivos de ella. No debemos esperar formar parte de las estadísticas de violencia o maltrato para tomar acciones al respecto.

Abran sus ojos para mirar de manera consciente las problemáticas sociales, y tomar la decisión de convertirse en jóvenes promotoras y gestoras de beneficios que mejoren las condiciones de vida de las mujeres y de la población en general. No necesitamos tener una posición social o política para formar parte del cambio. Evaluemos nuestros intereses y cuestionemos los mismos, para conocer si éstos están dirigidos hacia el beneficio individual o colectivo.

Objeten en todo momento las “verdades y creencias” que han adquirido desde la niñez. No permitan que nadie les diga que no pueden hacer algo. No permitan que nadie las discrimine por su nivel académico, social o cultural. Recuerden que los “profesionales” no son las personas que tienen un título universitario, la profesión se forma a través de la experiencia y el aprendizaje constante, en ésta época, quien no estudia es porque simplemente no lo quiere hacer. Esta es la Era del Conocimiento y la información está al alcance de todos.

Busquen una “formación” que les permita ser independientes y felices. El tradicional sistema educativo sigue formando profesionales para que sean empleados y sigue habiendo carreras que son exclusivas de hombres y mujeres. Debemos sacar de nuestra cabeza ese viejo paradigma que nos limita y empobrece como género.

Sanen el corazón de rencores y resentimientos en contra de sus padres. Ellos, están presentes en nuestras vidas solamente para orientarnos. Los jóvenes viven en constantes conflictos con sus progenitores, pero deben entender que ellos solamente han hecho lo mejor que han podido en base a su formación y experiencias. Si queremos que nos tomen en serio, seamos serios y responsables con nuestra vida. El principal limitante está en nuestra cabeza. El camino lo construimos nosotros mismos. Una de las mejores cosas que podemos hacer jóvenes y adultos es sanar la relación con nuestros padres.

"TGF" by Philipp Igumnov is licensed under CC BY 2.0

“TGF” by Philipp Igumnov is licensed under CC BY 2.0

Si pudieras hablar contigo misma cuando tenías 18 años, ¿Qué te dirías?

Lee, lee mucho y sobre todo cuida lo que lees, los libros cambian la mente y el corazón de la gente. Descubre la esencia de la vida a través de las palabras, abre tu mente y tu corazón para reaprender en cada momento.

Escribe, escribe lo que quieras, de la forma como quieras hacerlo, solo refleja tus pensamientos y forma de ver la vida por medio de las letras, te darás cuenta que al escribirlos, tus razonamientos sobre lo que pensabas o sentías van tomando una forma en este universo. Aprenderás a darte cuenta que la percepción que tú tienes de la vida, es solo tuya y siempre podrás cambiarla para mantener el universo a tu favor.

Critica, critica duramente el sistema que nos rodea, pero no te quedes solamente en el camino de la revolución sin causa, forma parte del cambio, caso contrario sólo estarás aumentado el “ruido” en la sociedad.

Viaja, viaja por todas partes, no pidas permiso, busca la forma y sé autónomo en esos nuevos horizontes que vas a cruzar. Si tienes la capacidad de cuidar de ti, procura viajar solo(a), existe un universo maravilloso que te espera.

Y por último, conviértete en esa persona con la cual quisieras compartir tu vida. Toma las gafas más grandes para mirar dentro de ti y ten la fortaleza de no quebrarte ni avergonzarte cuando descubras tu “lado oscuro”, pues a través de este lograrás encontrar el camino oculto en tu interior que te dirigirá hacia la plenitud.

Decía Wayne Dyer, que la única diferencia entre una flor que está viva de una que está muerta, es que la viva es la que está creciendo.

Todo lo que no crece, de una u otra manera, muere. Por eso, quien te enseña a crecer, te enseña a vivir.

 

 


Fanny Villegas Hernández (Cuenca – Ecuador, May 22, 1981) Especialista en Gestión de Personas y escritora por pasión. Estudios superior en Recursos Humanos y Psicología. Trabaja desde hace 10 años en el Gestión de Recursos Humanos y en el asesoramiento en la búsqueda de profesionales calificados. Motiva e impulsa a las personas hacia el espíritu emprendedor y la responsabilidad personal y social. Su propósito es unir los esfuerzos de muchos visionarios a través de la escritura para generar una nueva conciencia en la sociedad. Madre de dos preadolescentes de 14 y 12 años de edad que son una fuente importante de inspiración para su vida y por los cuales quiere orientar su trabajo hacia un cambio en el sistema educativo tradicional.

INSTAGRAM
KNOW US BETTER