La Religiosidad de los Cuencanos

El ferviente apego religioso es un rasgo que caracteriza a la sociedad Cuencana. La religión ha jugado un papel importante en el desarrollo histórico de la ciudad y ha formado parte de la identidad de los Cuencanos. La herencia cultural religiosa se ve reflejada principalmente en la manera de ser de nuestra gente.

religion1

Desde la fundación de la ciudad, el 12 de Abril de 1557 por el Gral. Gil Ramírez Dávalos; la corona española en su afán de conquista, impuso la religión católica – cristiana a los indígenas nativos. Según ellos para otorgarles el don de la civilización, por lo tanto la religión del nuevo mundo sirvió además como instrumento más de dominio español. Sin embargo con el pasar de los años la religión impuesta por los conquistadores ha tenido en Cuenca gran acogida por parte de sus fieles.

Desde la conquista se erigió iglesias y monasterios que representan la fe de la gente. En el centro histórico de la ciudad se puede visitar más de 10 iglesias, sin contar las parroquiales de barrios aledaños. El apego religioso se ve reflejado además, en la representación y denominación de los puntos cardinales de la urbe, los cuales están marcados por iglesias: al norte Cristo Rey, al sur la Virgen de Bronce, al este San Blas y al oeste San Sebastián. En la época de la colonia también se delimito a la ciudad basándose en símbolos religiosos, en este caso con cruces que delimitaban a la urbe y representaban a los conquistadores. Además Cuenca es la única ciudad en el mundo en poseer dos catedrales, la vieja construida en 1560 y la nueva que inicio sus construcciones en 1885, con respecto a la nueva, se conoce del obispo Miguel de León, que la catedral debía ser “tan grande como la fe” de los cuencanos.

dios2

Cada iglesia y monumento religioso representa la fe de la gente, sin embargo no se puede pasar de vista la belleza arquitectónica que ha sido de gran admiración. Artistas cuencanos de renombre como Gaspar Sangurima, han dejado su rasgo característico en obras artísticas de trascendencia, las cuales tiene un tema o matiz religioso. Cuenca es una ciudad con gran riqueza artística religiosa, la cual forma parte de nuestra herencia histórico-cultural.

La herencia histórico-cultural religiosa se manifiesta también, en las celebraciones y fiestas que se desarrollan a lo largo del año; el Pase del Niño Viajero, el Corpus Christi o Semana Santa, entre otras. Algunos devotos lo toman como el mejor pretexto para tomar un merecido descanso, otros para autor reflexionar sobre sus actos.

La religión ha moldeado las calles y avenidas de Cuenca esto se puede evidenciar en la arquitectura de la ciudad, en su herencia artística como habíamos mencionado y en las manifestaciones populares que la embellecen.

Sin embargo el mayor impacto que ha tenido la religión ha sido en los cuencanos, algunas personas nos tildan de “curuchupas” lo cual significa que demostramos gran apego a la iglesia católica, lo cual no está lejos de la realidad.

Con tan solo caminar entre las calles de Cuenca uno puede percibir y darse cuenta de la religiosidad de los cuencanos; las cruces en el techo de casas coloniales y republicanas, cuando alguien se persigna al pasar por una iglesia, o la figura religiosa colgada en el retrovisor de algún taxista, demuestran la fe de nuestra gente.

religion2
Los preceptos y conceptos religiosos han ido pasando de generación en generación, aún recuerdo cuando mi mamá me regañaba porque no me agradaba la idea de ir a misa todos los domingos o aun sin haberlo entendido o interesado verdaderamente, tuve que participar de la catequesis para la primera comunión y confirmación.

El poder de la religión católica – cristiana ha estado presente desde tiempos de la conquista española. En aquellos tiempos de gran apogeo religioso era común que las familias más adineradas regalen terrenos o edificaciones a la iglesia para así reservar su gloria en el cielo, también era digno de aplaudir que una hija decida llevar una vida monástica para servicio de la iglesia, o tal vez que un hijo lleve una vida de sacerdocio.

Ahora en nuestros días no se evidencia este fanatismo religioso, sin embargo aún nos aferrarnos a él. En nuestra sociedad se suele actuar e inclusive juzgar en base a nuestros preceptos religiosos; por ejemplo es mal visto ante la iglesia católica y la familia que la mujer, en especial, se marche de la casa sin antes haber contraído matrimonio, peor aún si se presenta un embarazo inadvertido.

religion3

La sociedad cuencana es conservadora y tradicionalista, sin embargo es una de las ciudades del país en donde más existe consumo de alcohol, especialmente en jóvenes de temprana edad.

¿Dónde quedaron los principios éticos y morales inculcados por la religión?

Acaso somos una sociedad que únicamente aparente parecer ser.

Viene a mi mente los recuerdos de aquellas fiestas donde se celebraba el bautizo o primera comunión de un cristiano más. Iban los invitados con sus mejores galas a comer y beber toda la noche, seguramente el padrino, padre o tío se emborracharían de tan sobrecogedora alegría, poco se sabía del homenajeado. Lo mismo sucede en fiestas religiosas populares, donde algunas personas esperan que termine la eucaristía para luego disfrutar de la benevolencia del prioste; con seguridad recordarán ese día por la espléndida fiesta.

“Tomad y comed todos de él” es una frase que los cuencanos nos sabemos tomar bastante en serio.

Desde el núcleo familiar se nos ha inculcado este apego religioso, lo cual influye en nuestro modo de ser. Inclusive se nota en nuestro modo de hablar; es muy común escuchar en el diario vivir palabras como; Dios mío santo, ay mi Dios o que Dios le bendiga, etc. Y como no renombrar cada día estas frases, si desde pequeños las oraciones y figuras religiosas han estado siempre presentes.

Es así como la religión se ha involucrado en nuestra cotidianidad, ya sea para bien o para mal. Cada quien con su santo suele decir una frase popular; no importa el problema que le aflija, siempre habrá un santo para consolarle.virgin En este punto la religión ha desempeñado un papel importante en la vida de las personas debido a que se expone su fe.

En cada rezo o murmullo se plasman los sueños, deseos y anhelos de unos, otros buscan consuelo para sus penas, en consecuencia la iglesia ofrece una respuesta. En nosotros esta la fe y lucha para poder continuar. En este contexto Cuenca ha surgido altiva y prospera hacia los ojos de propios y extraños, sin dejarse magullar por el paso del tiempo. Esa fe y lucha que nos caracteriza a los cuencanos se expone ante el mundo, con las imponentes edificaciones religiosas, símbolos de nuestra ciudad.

Sin embargo es necesario que los cuencanos/as nos apropiemos de nuestra historia religiosa en particular para conocerla y valorarla.

La devoción de la gente por la fe católica ha esculpido los espacios de Cuenca. Si le preguntásemos a un Guayaquileño o Lojano, que represente a Cuenca por medio de una imagen, casi sin duda esta sería la Catedral.

Nuestro pasado religioso está arraigado a la cotidianidad de la ciudad, desde sus calles hasta el modo de hablar de la gente. En las capillas se observa las peticiones y plegarias, otro ruegan por la protección de un ser querido, colocando una foto como símbolo, tampoco está demás encender una vela, cada acto religioso alimenta la fe e impulsa a seguir.

La ciudad de Cuenca poseedora de gran riqueza arquitectónica y cultural que la caracteriza, ha sido forjada con las manos de sus hijos, quienes a través de los años han impulsado la ciudad a la vanguardia. Las enseñanzas y credos religiosos que sin duda han influenciado nuestro modo de ser, han sabido encontrar tierra fecunda en nuestra ciudad.

Bibliografía
– “El aspecto religioso prevalece en Cuenca”. El telégrafo. Internet. www.eltelegrafo.com.ec. Acceso: 24 octubre 2016.
– “Cuenca aún religiosa pero menos católica”. El mercurio. Internet. www. elmercurio.com.ec. Acceso: 23 octubre 2016
– “Historia y fe rodean las cruces de Cuenca”. El tiempo. Internet. www.eltiempo.com.ec. Acceso: 24 octubre 2016.
– Vásquez Jorge, Moreno Joaquín. Cuenca una ciudad diferente. Cuenca, Monsalve Moreno, sfe.
– Ilustre Municipalidad de Cuenca. Guía de arquitectura: Cuenca- Ecuador. Cuenca, TF, 2007.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INSTAGRAM
KNOW US BETTER