Otra Em

En la segunda toma de una historia inconclusa me liberé de expectativas, y todo comenzó merodeando por la ciudad y preguntándome como es esto de fluir y esa sensación de apertura.

anothermCon un saludo a un par de itinerantes y otro saludo oculto, con una ebria brisa y un pequeño empujón, dos coincidencias ocurrieron, y vaya que fueron demasiado evidentes como para no verlas. Sólo podían significar algo, que una vía había sido abierta, que una puerta se había aparecido. Así es como lo percibí. Me preguntaba si las señales serán siempre tan obvias o si serán más sutiles en el futuro. ¿Será que estas señales son reales o sólo son éstas curiosos eventos dentro de lo cotidiano? No lo sé, todavía.

Entonces así 8 horas que pasaron como un solo día fueron suficientes para encender el motor del gozo, una calidez que se expandió silenciosa. No quise etiquetar esta experiencia. Pensaba que la mejor forma de acercamiento era la sinceridad, y la razón, justificar de mi desvarío. Pero quizás no existe la necesidad de hacerlo. No sería más fácil dejarse reinar por el imperio de los sentidos?

Así sin esperar nada y con una pizca de razón me fui moviendo por diferentes situaciones. Me moví en el tiempo entre Cordilleras de un solo mundo, de una calle de ebrios errantes al hábitat natural de los viajeros felices. Y En una abarrotada mesa parpadeé lentamente con admiración ante la fuente de mi inspiración. Mi mente flotó, ya no existieron fronteras, y así supe que esa tenue distancia inevitablemente iba a desaparecer.

parkmY después de horas salpicadas de charlas, pogos inesperados y de borrachos cayendo del cielo, encontramos la ruta que había sido abierta en el principio,
esa ruta que comenzó en un parque en una tarde lluviosa.
En ese momento el tiempo no se eternizó avanzó al ritmo de los relojes, esta vez solo se enriqueció para crear una experiencia mejor. Y en una caminata llena de silencios, mis dedos tocaron sus pies, mis brazos se hicieron abrazos, y doce sentidos chocaron a la vez.


Haru es la creación de la mente de un ser vivo. Haru no tiene una historia o una personalidad, pero él posee cualidades y curiosidad. Su deseo es el de proyectar una realidad elusiva al común de la gente, una realidad percibida a través de fenómenos hermosos y sutiles. Su lenguaje puede ser difícil de entender a veces, pero recuerda que su mundo es igual de efímero que el sueño de un Onironauta.

INSTAGRAM
KNOW US BETTER